Fechas relevantes en la historia del Valle

1500 a.C. De esta época es datable el hacha pulimentada y de forma trapezoidal encontrada en Elcano. Esto nos permite decir que, al menos desde esta época, estaba habitado el Valle de Egüés por asentamientos de los primitivos vascones. Sus primeros pobladores probablemente se establecieran allí mucho antes, durante la edad de piedra.

75 a.C. El general romano Pompeio establece su campamento en la actual Pamplona profundizando la romanización de los habitantes de la cuenca entre los que se encuentran los pobladores de Egüés. Las relaciones serían amistosas y de mutua colaboración y enriquecimiento. Se han encontrado algunos restos cerámicos y metálicos en Sarriguren.

1032. Sancho III “el mayor” restituye a la catedral de Pamplona todos sus bienes entre los que hay algunos del Valle de Egüés. Especialmente significativa es la mención a la cesión por parte del monarca de parte del uso del molino conocido como Atea (Huarte) a la catedral pamplonesa. Nos da la idea de la importancia económica del Valle de Egüés como centro de producción agrícola para la monarquía navarra. Probablemente desde los inicios de su expansión (siglos VII a IX) esta dinastía ya se apoyó en el valle de Egüés para levantar su poderío económico, que es lo que intentaban hacer con la sede episcopal de Pamplona en el momento de la cesión de tierras y derechos que consta en el documento del que hablamos.

Siglo XII. Es el siglo en el que realizando un esfuerzo económico sin precedentes el valle lleva a cabo la construcción de las 17 grandes edificaciones religiosas románicas que aún hoy conserva. Así mismo es el siglo en que comienza el gran auge del camino de Santiago que traerá profundas consecuencias para el Valle de Egüés.

1162-1174. Guerra conta Castilla y Aragón. Tras un inicio de campaña victorioso el rey navarro Sancho VI “El Sabio” se ve obligado a replegarse hacia Pamplona y huir de ella posteriormente refugiándose temporalmente en Urroz. El Obispo Paris defiende valerosamente a su señor desde el norte llegándose finalmente a un acuerdo para detener las hostilidades. A cambio de devolver las plazas conquistadas a Castilla el rey navarro se libra de las relaciones de vasallaje que le ataban al monarca castellano y recompensa a su fiel obispo con nuevas donaciones en la Villa de Huarte para la catedral.

1184. Villaba recibe el fuero de Pamplona erigiéndose en villa con el nuevo nombre de Villa Nova, del que proviene el actual y separándose del valle. Esto es consecuencia de la progresiva importancia que el Camino de Santiago tiene en la vida del valle y el aumento del tránsito de personas y mercancías que conlleva.

1192. El conjunto de las poblaciones de Eguesibar recibe un fuero conjunto similar al de Villaba y otras poblaciones de la ruta jacobea.

1233. El obispo de Pamplona don Ramiro cede a Sancho VII el fuerte de la villa de Huarte en reconocimiento de los favores dispensados por el monarca a la iglesia de Pamplona.

1263. Teobaldo II condede al valle la exención de algunos impuestos al tiempo que disponía que no fuera enajenado del patrimonio de la corona.

1268. La denominación del valle ya consta como Valle de Egüés al menos desde esta fecha en que aparece nombrado en el libro de Rediezmo, además de en los más antiguos textos de comptos.

1348. La peste proveniente de Europa asola el Valle de Egüés que al igual que el resto de Navarra ve reducida su población en un tercio del total.

1420. Carlos III concede el señorío perpetuo hereditario de Egüés, Elcano y Olaz a Juan Coxe de Suescun en pago de un préstamo de 4.000 florines.

1423. Huarte es liberada a perpetuidad de todos los “cuarteles” reales en pago por ceder a Carlos III un molino llamado Valuerrota.

1512. A través del corredor del Valle de Egüés huyen los monarcas navarros Juan y Catalina de Albrit tras la capitulación de Pamplona ante las tropas castellanas que supuso la definitiva anexión del “Viejo Reyno” a la corona de Castilla. Posteriormente, en 1521 el rey navarro se internaría en Navarra a través del mismo camino lo que da idea de la seguridad que le merecía. Merced al decreto del cardenal Cisneros (1516) los palacios e iglesias de Navarra fueron destruidos en su parte superior y vueltos a construir en materiales menos resistentes (ladrillo). Egüés no fue una excepción como nos lo recuerdan las torres de las iglesias de Elcano e Ibiricu.

1547. Se instauran las “Ordenanzas de 1547” que unificaban el sistema de gobierno de los distintos pueblos y que iban a durar cerca de 300 años hasta la reforma de 1828.

1558. 80 hombres de Egüés bajo el mando de Lanzarot de Gorraiz son reclutados por el Virrey de Navarra para atacar San Juan de Luz en una maniobra de distracción durante la guerra hispano-francesa.

1665. Huarte, hasta entonces centro muy de la vida administrativa y económica del valle, recibe de Pamplona el rango de villa y se separa del Valle de Egüés.

1710. Las tropas del archiduque austríaco Carlos de Austria, rival de Felipe de Anjou por la corona española, atraviesan el Valle de Egüés saqueándolo. No obstante, ante la concentración de voluntarios del valle en Huarte apoyados por 400 dragones, las tropas del austríaco se ven obligadas a retirarse.

1813. Las tropas derrotadas de Napoleón cruzan el valle en retirada causando diversos destrozos a su paso como el derribo de la casa de la cofradía en Elcano. Durante el tiempo que estuvo establecida una guarnición francesa en Huarte el ejército de Napoleón impuso un canon a los vecinos que debido a su cuantía hubo de pagarse incluso con la venta de plata y oro de las parroquias del valle.

1829. Ley de municipios de 1829. Otorga mayor libertad de acción a los municipios y los convierte en entes más modernos. Deroga las antiguas ordenanzas de 1547 y abre paso a la reforma por la que de 1935 a 1945 se cambió la antigua forma de gobernar el valle que se distinguía por la existencia de un Diputado del Valle y un regidor elegido por los vecinos en cada pueblo.

1833-1839. Durante la primera guerra carlista la orografía del valle hizo de este terreno de escaramuzas que el bando carlista realizaba para impedir la comunicación de la capital con Aoiz y con el norte, verdadero centro de la resistencia carlista.

1872-1876. El valle se decanta, como ya lo hizo en la primera, por el bando carlista en esta segunda guerra contra los liberales. El Valle de Egüés se convirtió en parte fundamental del bloqueo de Pamplona. En Mendillorri se emplazaron las baterías que batían la capital por el norte y en Burlada se construyeron “barreras” que impedían el paso de los sitiados. Huarte se convirtió en el cuartel general carlista del bloqueo pamplonés. El 22 de noviembre de 1875 tiene lugar uno de los encuentros finales de la guerra en Gorráiz, Alzuza y el alto de Miravalles en Huarte en el que una fuerza superior de liberales es fuertemente castigada por un grupo de carlistas que operaba en la zona desde hace tiempo con la connivencia más o menos encubierta de la población.

1911. El 23 de abril realiza su primer recorrido el Ferrocarril “Irati” cuyo recorrido atraviesa en parte el Valle de Egüés. Tras 44 años de servicios haría su último servicio el 31 de diciembre de 1951. Por esta época aparecen los primeros tractores y se mejoran las comunicaciones iniciándose así mismo el desarrollo industrial del valle en detrimento de la agricultura.

1970. Burlada se segrega del Valle de Egüés convirtiéndose en Ayuntamiento aparte. Esto es fruto del boom económico de los 60 y del fenómeno de las migraciones internas que se da en la época.

1975. Se lleva a cabo la construcción de la urbanización Errikotxiki en Alzuza.

1976. Se inaugura la Clínica Ubarmin en Elcano por la Agrupación Intermutual.

1991. Se comienzan las obras de construcción de viviendas en Mendillorri que acabaría con su incorporación a Pamplona en 1998.

1993. Comieza la construcción de la Urbanización Gorraiz.

2002. Se inicia las obras de urbanización de la Primera Fase de Sarriguren, en abril de 2003 se firman las actas de recepción provisional de las obras y en junio de 2004 se reciben definitivamente las obras de urbanización de la Primera Fase. Esta fase albergará 1.985 viviendas.

2004. Se inicia el movimiento de tierras de la Segunda Fase de Sarriguren. En agosto de 2004 se inician las obras de urbanización, en agosto de 2005 se firman las actas de recepción provisional de las obras y en octubre de 2006 se reciben definitivamente las obras de urbanización. Esta fase acogerá un total de 3.232 viviendas.

Bibliografía:

  • Enciclopedia de Navarra.
  • Catálogo Monumental de Navarra.
  • Introducción Histórica del Valle de Egüés, Xavier Irujo Ametzaga -Licenciado en Historia, Filología Hispánica y Filosofía y Letras-.
  • Historia de Egüés, Miguel Larrañaga – Doctor en Historia y miembro del C.S.I.C.